Saltar al contenido

Constancia de Situación Fiscal sin obligaciones


Si deseas obtener una constancia de situación fiscal sin obligaciones tienes la oportunidad de hacerlo mediante la página del SAT. Contar con este documento es muy útil para los contribuyentes que desean conocer su información fiscal. Por esta razón, analicemos qué es una constancia de situación fiscal, porqué deberías tenerla y cómo puedes acceder a ella.

¿Dónde puedes obtener tu constancia de situación fiscal?

El Servicio de Administración Tributaria ha dispuesto diferentes medios para que los contribuyentes puedan acceder a su constancia de situación fiscal. En primer lugar, tienes a tu disposición la forma tradicional, visitando una de las oficinas del SAT. Para ello, debes apartar una cita de forma previa mediante la web.

Sin embargo, el SAT recomienda que los usuarios realicen sus trámites mediante los medios digitales y no presenciales. Esto se debe a la crisis sanitaria que venimos viviendo en los últimos años por la Covid-19. De modo que, si está en tus manos, es conveniente que realices el proceso usando estos medios.

Una de las vías de las que puedes valerte es la telefónica. En este sentido, cualquier contribuyente puede consultar su información fiscal, como sus obligaciones, mediante una llamada. En tal caso, solo debes llamar al 627 22 728 (MarcaSAT) si estás en la Ciudad de México o al (0155) 627 22 728 si estás en otra parte del país.

¿Cómo obtener tu constancia de situación fiscal mediante la web del SAT?

Otro de los medios seguros con los que cuentas es la página oficial del SAT. Allí, puedes tramitar tu constancia de forma casi inmediata. Solo debes tener a la mano tu RFC, correo electrónico y contraseña o e.firma portable. El proceso es rápido y no requiere de demasiados requisitos.

Para obtenerla de esta forma, sigue los siguientes pasos:

  • Ingresa a www.sat.gob.mx.
  • Después ve a la sección “Otros trámites y servicios” ubicada en el menú principal.
  • Ahora, haz click en “Genera tu constancia de situación fiscal”.
  • Después, presiona donde dice “Acceso por contraseña”.
  • Escribe tu RFC (el código alfanumérico de 13 dígitos asignado por el sistema).
  • Coloca tu contraseña en la casilla correspondiente.
  • Ahora, pon tu e.firma portable o contraseña.
  • Rellena el captcha escribiendo lo que se muestra en la imagen.
  • Haz click en “Enviar”.
  • ¡Listo! Ahora tendrás la opción de descargar el documento, imprimirlo o guardarlo en formato PDF para cuando lo requieras.

Solicita tu constancia mediante la aplicación SAT ID

Un medio más con el que cuentan los contribuyentes del SAT, es la aplicación móvil SAT ID. Esta fue habilitada en el último año con el objetivo de que los usuarios tuvieran medios más fáciles de usar y que fueran más accesibles. De hecho, para solicitar tu constancia por la App, no necesitas la contraseña o e.firma portable.

Para hacer la solicitud, sigue estos pasos:

  • Descarga la aplicación SAT ID en tu móvil o ve a satid.gob.mx.
  • Haz click en la opción “Tramitar constancia de situación fiscal”.
  • Acepta los términos y condiciones y presiona “Siguiente”.
  • Escribe tu RFC, correo y número de teléfono.
  • Adjunta o captura una foto de tu identificación oficial vigente con fotografía.
  • Graba un video pronunciando la frase indicada.
  • Firma de manera autógrafa la solicitud.
  • Guarda el número de folio asignado.
  • Espera un total de cinco días hábiles para la respuesta del SAT.
  • Recibe la constancia en tu correo electrónico.

¿Qué información encontrarás en tu constancia de situación fiscal?

En la constancia encontrarás tu información como contribuyente: nombres y apellidos, dirección doméstica y laboral, fecha de inicio de tus operaciones, tu estatus: con o sin obligaciones fiscales. Por otro lado, si se trata de una empresa podrás ver la fecha en la que se dio de alta en el SAT, cuál es el estado de sus obligaciones y en qué régimen está inscrito el contribuyente.

Constancia de situación fiscal, ¿qué es y para qué sirve?

Se trata de un documento emitido por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) a los contribuyentes del sistema. Sin importar si eres una persona física o moral, puedes tener acceso a esta constancia. Allí, encontrarás un resumen de los datos almacenados en el sistema y el estatus con respecto a tus obligaciones fiscales.

Aunque no ocurre con mucha frecuencia, es posible que algunas compañías soliciten esta constancia para corroborar la información de sus clientes. También, se ha dado el caso de que una entidad bancaria la pida a fin de decidir si conceder un apoyo económico a un determinado cliente o no.

De hecho, una constancia de situación fiscal te puede ayudar a demostrar que eres un trabajador digno de confianza. Asimismo, les ofrece a las personas morales o empresas un aval de que sus transacciones y operaciones son legales. Además, demuestra que se está cumpliendo con las respectivas obligaciones.