Saltar al contenido

Constancia de Situación Fiscal IMSS


Uno de los documentos más importantes para cualquier contribuyente es la constancia de situación fiscal. Y en el caso de los patrones dados de alta en el IMSS, es importante conocer cuáles son sus obligaciones fiscales. ¿Cómo pueden tener acceso a esta información? ¿Necesitan la constancia de situación fiscal del IMSS para lograrlo? ¿Sería útil una opinión de cumplimiento? Veamos.

¿Cómo tramitar tu opinión de cumplimiento de obligaciones del IMSS?

Para obtener tu opinión de cumplimiento de obligaciones con respecto a la seguridad social debes ingresar en Portal de servicios del IMSS digital. Una vez dentro, debes seguir los siguientes pasos:

Haz click en “Ingresar” si estás registrado en los trámites digitales del IMSS. De lo contrario crea tu cuenta en la opción “CREAR CUENTA”.

Escribe los datos, presiona “Verificar” y luego “Autenticar”.

  1. Después que has entrado al “Escritorio Virtual” selecciona la opción “Mis empresas representadas”. En ese momento podrás ver el RFC con el que está registrada la empresa.
  2. Selecciona el RFC de la empresa para la que quieres la opinión de cumplimiento.
  3. Ahora presiona en “Datos fiscales” y después en “Acciones”.
  4. Justo en ese momento verás la opción “Opinión de Cumplimiento”.
  5. Después de presionar allí, obtendrás dicho documento para imprimirlo o guardarlo en cualquiera de tus dispositivos.
  6. ¡Listo! De este modo habrás obtenido tu opinión de cumplimiento y podrás cerrar tu sesión en la plataforma.

¿Qué se necesita para emitir una opinión de cumplimiento del IMSS?

Al ser patrón, necesitarás tu Firma Electrónica a fin de emitir la opinión de cumplimiento de obligaciones con respecto al IMSS. Este trámite puedes hacerlo mediante su página web las 24 horas del día, los 365 días del año.

Según lo indica la página oficial del IMSS, para tramitar tu opinión debes estar dado de alta como patrón en el IMSS y estar vigente en el momento de la solicitud. Asimismo, tus trabajadores deben estar registrados en el IMSS con sus respectivas obligaciones vigentes. Además, debes estar en los registros del escritorio virtual.

Finalmente, ten en cuenta que el documento tiene una vigencia de 30 días naturales a partir de la fecha de su expedición. También, recuerda que a fin de que la opinión de cumplimiento resulte positiva no debes tener a tu cargo créditos fiscales. Y, en caso de que sea negativa tendrás que realizar las respectivas aclaraciones ante el SAT.

¿Qué necesitas entonces: una constancia de situación fiscal o una opinión de cumplimiento?

Después de lo que hemos analizado, ha quedado más claro cuál es el documento necesario si deseas conocer tus obligaciones fiscales del IMSS. En este sentido, vimos que es necesario tramitar una opinión de cumplimiento de Obligaciones fiscales en materia de Seguridad Social, en vez de una constancia de situación fiscal.

Por otro lado, en caso de que desees obtener información más general como persona física o moral como por ejemplo la fecha del comienzo de tus actividades comerciales o de tu ingreso al Registro de Contribuyentes, lo mejor es que solicites una constancia de situación fiscal.

¿Qué es la opinión del cumplimiento?

Ya que estos documentos se pueden utilizar para fines parecidos, algunos ciudadanos confunden la constancia de situación fiscal y la opinión de cumplimiento. Ahora bien, debes tener en cuenta que ambos documentos son emitidos por el SAT pero que tienen aplicaciones distintas. Sin embargo, es la opinión de cumplimiento el documento que necesitarás para conocer tus obligaciones en el IMSS.

En este sentido, la Opinión del Cumplimiento de Obligaciones fiscales en materia de Seguridad Social es emitida para avalar que la persona está al corriente con sus obligaciones en lo que tiene que ver con la seguridad social. Los patrones son quienes pueden solicitar esta opinión si están registrados en el IMSS y tienen sus trabajadores vigentes.

Una opinión de cumplimiento es útil en caso de que los trabajadores quieran solicitar cualquier alianza gubernamental. De  hecho,  esta opinión es especialmente necesaria para quienes desean ser proveedores de la Administración Pública Federal, Centralizada y Paraestatal y de la Procuraduría General de la República.

¿Qué es y para qué sirve la constancia de situación fiscal?

La constancia de situación fiscal es un documento emitido por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) a fin de ayudar a los contribuyentes a conocer su información personal y fiscal. En este sentido, sirve para identificar y proporcionar validez a las actividades económicas de la persona física o moral.

Asimismo, funciona como respaldo para quienes desean solicitar un puesto de trabajo ya que demuestra que están dados de alta en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC). Además, es un documento solicitado por las entidades bancarias a la hora de conceder un préstamo a cualquiera de sus clientes.

Finalmente, la constancia de situación fiscal puede ser utilizada por personas morales o empresas. ¿Por qué? Es posible que en ocasiones, los clientes soliciten esta información para comprobar que la empresa está registrada correctamente y cumple debidamente con sus obligaciones fiscales.